Ventajas e inconvenientes de los diferentes tapones de vino (II): El de corcho.

Ventajas del corcho: Tiene una gran elasticidad y una importante deformabilidad. Recordemos que la elasticidad es la capacidad de un material para recuperar el volumen inicial tras sufrir una deformación.

Posee también una alta impermeabilidad: La difusión de líquidos y gases a través del corcho es muy dificultosa; se efectúa rápidamente a través de los poros lenticelares y de forma extremadamente lenta a través de los plasmodesmos. A lo largo de muchos años se ha pensado que el corcho tiene un cierto y pequeño margen de oxigenación del vino. Permite el paso de mínimas cantidades de aire. Esto es algo muy interesante para los vinos de larga guarda. Ayuda en el proceso de reducción del vino en la botella. Recordemos que la reducción es el proceso que experimenta el vino una vez que lo pasamos de la barrica (oxidación) a la botella (reducción). Da origen a nuevos compuestos aromáticos.

Es un gran aislante térmico: La función natural del corcho es proteger las partes vivas del árbol que lo genera. Su estructura alveolar (impidiendo circular el aire), el bajo contenido en agua y la falta de conductividad de sus compuestos le permiten cumplir su función de aislante de forma efectiva. Presenta una resistencia al paso del calor 30 veces superior a la del hormigón.

Inconvenientes del corcho:

Se hace difícil controlar las partidas que vienen con la contaminación de olor a corcho o TCAs (TriCloroAnisoles) debido a que hasta la apertura de la botella, no se aprecia el mal estado de la misma. Todavía no se ha descubierto la forma de averiguar si una partida está libre de problemas por completo, antes del embotellado. No importa qué calidad o precio tenga el corcho. Puede surgir en cualquier momento tras el embotellado.

Como ejemplo, decir que el potencial de dicho defecto es enorme: solamente bastaría con un corcho en mal estado para arruinar una botella o una bodega. Una simple gota de TCA podría contaminar en un momento una piscina olímpica por completo. De ahí que los enólogos le tengamos tanto respeto, aunque en el fondo lo admiremos.

Share:

Discussions — No responses yet