¿Qué es un icewine o vino de hielo?

El Icewine o eiswein, en alemán, es un vino de hielo que puede ser elaborado a partir de uvas blancas, lo tradicional, o tintas en casos experimentales más actuales. Es dulce y se recomienda tomarlo como postre o en la merienda. Principalmente se produce en Alemania, Austria y Canadá, donde es toda una institución. La técnica consiste en recoger las uvas en noviembre o diciembre, con temperaturas bajo cero que llegan a rondar los -15º C. No cabe duda de que vendimiar a tan bajas temperaturas es muy complicado, pero el motivo es que sólo el agua está congelada, no los azúcares. La uva congelada se lleva a la bodega y se prensa suavemente, para obtener un mosto dulce parecido a un néctar. Así el mosto resultante es como la miel con el añadido, en los mejores casos, de una acidez prodigiosa que no se ha perdido. Otra característica de estos vinos es la botrytis cinerea, que afecta a la piel de la uva y aporta aromas de boletus al conjunto aromático.

Los vinos de hielo en sus primeros años son ácidos, dulces y con cierta complejidad. Pero con unos años en botella, la reducción provoca aromas de jengibre, de orejones, miel, mandarina, boletus… tan profundos y a la vez tan exóticos, que hechizan a quien los prueba. Si apreciáis el vino dulce, el vino de hielo se encuentra, junto con el sauternes o el oporto, en la categoría superior. ¡A disfrutar!
Share:

Discussions — No responses yet