Qué es la vinosidad.

Es una expresión que recoge las impresiones de la fuerza alcohólica de un vino. Es la revelación del valor cálido y agradablemente cáustico. No se percibe por debajo de los 11º de alcohol, ya que se relativiza por la temperatura, a la que esta sensación es muy sensible. Y es consecuencia de la sensación de disolvente, de efecto penetrante que produce el alcohol sobre las mucosas impregnadas de saliva.

No debemos de confundir la vinosidad con el cuerpo, pues son conceptos muy diferentes. De hecho, la sensación de corpulencia que podemos tener, ni siquiera está ligada a la vinosidad.

La imagen que se nos representa a los catadores es la de fuerza y energía. Incluso se utiliza la expresión “fuerza alcohólica” para reflejarla: un vino vigoroso, robusto, potente, con cuerpo en contraposición a otro débil, delgaducho. Un vino de 13º por ejemplo, se vuelve más vinoso cuando lo encabezamos para crear un Oporto, pero tiene que tener vigor, fuerza y energía para serlo.

Share:

Discussions — No responses yet