¿Para qué sirven las “virutas” o “chips” de madera?

Cuando criamos un vino en barrica, nuestro principal objetivo no es la aportación aromática de vainillas, café, cacao, coco, clavo de olor, etc., sino que es conferirle al vino un aporte de oxígeno, mediante la transpiración natural que se consigue a través de los poros y las juntas de las duelas (tablas de madera que conforman la barrica). Lo más importante es conseguir una reacción de oxidación como ya he comentado algunas veces en anteriores artículos.

Hace poco se ha originado la práctica de darle parecidos toques aromáticos y sabores al vino, mediante una especie de método de infusión, llamado “adición de virutas” o a veces “láminas de madera”. Esto se suele realizar en los depósitos de acero inoxidable para evitar pasar el vino por barrica, aportándole ya en el depósito-ojo- solamente aroma y algo de sabor. Así se consigue  lanzar el vino antes al mercado y además ahorrarse la compra de las barricas. Pero no olvidemos la importancia que la oxigenación natural en barrica da al vino antes de pasar a botella. No tiene nada que ver un método con el otro, debido a la gran necesidad que tiene el vino de respirar un tiempo para redondearse y formar en su interior las largas cadenas moleculares que también aportan finura en boca y complejidad aromática.

En Europa este método de adición de virutas esta oficialmente prohibido, si no se declara en la etiqueta el mismo, mientras que en los países del nuevo mundo se realizan algunas veces sin tener que declararlo al consumidor.

Para concluir, yo pienso que como consumidores, tenemos  el derecho de ser informados a cerca de las sustancias que contiene el vino, ya que además es la única bebida que es considerada un alimento.

Y os comentaré un pequeño truco para notar si un vino lleva virutas aunque no lo declare; en esos casos  predomina el sabor a cedro en boca, y cuando el vino se toma con poco tiempo en botella se manifiesta una fino reseco en la boca. Y si abrimos la misma botella seis meses después, el cedro está completamente separado de la fruta (ya no está integrada la madera con la fruta). Este es un típico indicio de haber sido realizado mediante método de “infusión”. Seguiré investigando más formas de averiguarlo para vosotros. Gracias.

Share:

Discussions — No responses yet