Para gustos se han hecho los colores y los aromas.

Al recomendar un vino hay que tener muy, muy claro los gustos de cada persona y, no sólo eso. En función del número de veces que hayamos catado en nuestra vida, de nuestros gustos y de la genética, tendremos más o menos desarrolladas las células de nuestra lengua, encías, paladar, pituitaria, etc. E iremos aprendiendo muchísimo de nosotros mísmos a medida que probemos diferentes vinos, y etendiendo por qué tenemos preferencia por unos aromas que por otros. Pero sobre todo, adquiriremos “criterio”, que es de los valores más importantes para el ser humano en todas las áreas. Pero, ¿cómo obtener más experiencias? Afortunadamente, hoy en día, el vino está al alcance de todos, bien en botella, bien en copa, ya que en casi todas las capitales de provincias tenemos bares que nos sirven muestras dentro de una amplia gama de marcas y Denominaciones de Origen (D.O).

Por otra parte,también existen peligros.¿quién no ha oído esa famosa frase de: “si es que yo sé de vino y lo mejor es…, y lo peor es… hazme caso”? Pues bien, como he dicho anteriormente, pienso que nadie debe imponer un gusto personal a otras personas (y no solo sobre vino, el alimento más mágico de la tierra). Y no os fiéis mucho de quien intente imponerlo. De hecho, en vinos tenemos una infinidad de aromas y sabores, mayor que en ningún otro alimento. Y si somos inteligentes y con curiosidad, intentaremos probar de todos los tipos para crecer en conocimiento.

Y que quede claro que nadie tiene mejor nariz y paladar que nadie. Todos partimos de las mísmas condiciones y todo depende de la ilusíón, como en todo, que se tenga por registrar aromas y catar diferentes caldos. Sí. Por la cualidad innata de disfrutar y aprender que posee nuestra especie. Por lo que creédme: que nadie subestime vuestro paladar porque hayáis probado todavía pocos vinos. Con la práctica os sorprenderéis de lo rápido que aprendéis con sólo un poco de ganas y tiempo los fines de semana, y gastando bastante menos que tomando “cubatas” o destilados que tanto dañan nuestras neuronas. Por cierto, estoy preparando un articulo sobre creación de nuevas neuronas. ¡Bon Appétit!

Share:

Discussions — No responses yet