Palo cortado. (V)

Es un género inclasificable que se produce sólo en el marco de Jerez. El Consejo Regulador de esa zona define el palo cortado como un vino que aúna la finura en nariz de un amontillado con la estructura y redondez en el paladar de un oloroso.

Más allá de la definición sensorial, el palo cortado tiene cierto aire de “accidente”: puede proceder tanto de vinos originalmente destinados a crianza biológica (bajo velo en flor) pero cuya flor misteriosa (variaciones de humedad, etc.) y prematuramente se desvanece, o bien de vinos destinados para crianza oxidativa y encabezados hasta 18º pero que, de nuevo “accidentalmente” no evolucionan hacia el carácter untuoso y de dulcedumbre del oloroso, como resultado de una oxidación más lenta en naves más frescas de lo habitual. También pudiera ser debido a otras circunstancias más alquimistas de combinar sutilmente determinados amontillados con olorosos no necesariamente de primera calidad. Más tarde, el tiempo

-aunque no siempre- depara admirables sorpresas de aunar matices ligeramente punzantes de lo biológico, que elimina la suave dulcedumbre del oloroso, aumentando incluso su estructura.

Share:

Discussions — One Response

  • José Luis (Estella) 29 marzo, 2012 on 9:19 pm

    Este tipo de vinos si que son desconocidos para mí, lo que no quita que me llamen la atención, siempre me he prometido indagar en ellos y la verdad me viene bien tus explicaciones. Saludos

    Reply