Maridajes (III parte)

PASTA

En los platos de pasta, la salsa lo es todo. Con unos spaguetti con salsa boloñesa tomaremos un tinto joven o una crianza de 3/4 meses en barrica. Si se trata de un plato de pasta con fondo de tomate y verduras podemos seguir con un tinto joven o tomar un rosado. Si no lleva más que mozarella, orégano y aceite de oliva, un rosado es lo que mejor le va. Sin embargo, escogeríamos un blanco con crianza para unos spaguetti al pesto.

A los platos de pasta con salsas marineras y acompañados de mejillones o sepia, les va desde un blanco joven, aromático y frutal hasta un macabeo, sauvignon blanc, un verdejo. Tenemos un amplio abanico para escoger. También blancos con crianza e incluso un cava.

Si tomamos pasta fresca al huevo y la servimos con una salsa cremosa – mantequilla, nata, y parmesano- que es lo que lleva la receta de los fettuchines, seguiríamos con un blanco. Tal vez muchos nos decantaríamos por un blanco con crianza, aunque sería incluso mejor un blanco de las variedades chardonnay, xarelo y garnacha blanca.

Bon apetit!!

Share:

Discussions — No responses yet