“La Vallée de La Marne”. Maravillosos Champanes de “Meunier”.

La región vitivinícola más amplia de Champaña se extiende a lo largo de casi 100 km. por las dos márgenes asimétricas del río Marne, atravesando los departamentos de Marne, Aisne, y Sena y Marne. Los sedimentos arenosos, arcillosos y margosos, depositados desde hace 65 millones de años, se superponen a la creta, que desaparece poco a poco hacia el oeste desde Epernay.

El río ha excavado su lecho en la vasta llanura de Brie y recibe el caudal de varios afluentes que han formado valles secundarios. En los suelos predomina el componente arcilloso, cuya frescura y humedad, asociadas a zonas de acumulación de aire frío, predisponen el terreno para la uva “meunier”.

Los suelos más margosos y calizos son especialmente adecuados para la variedad pinot noir, mientras que la chardonnay ocupa los suelos calizos con condiciones favorables de insolación. Los champanes presentan un color amarillo pajizo o de amarillo pálido a dorado. Sus aromas son deliciosos y recuerdan a frutas blancas de pepita, de hueso, tropicales y especias suaves. La mineralidad arcillosa aporta persistencia en boca  y profundidad, con una suculencia característica, lo que regala unos champanes untuosos, plenos  y generosos.

En verano, podremos maridarlo con una sopa de melón a la albahaca y magret seco, una ensalada de ternera marinada, salmón ahumado y corazones de alcachofa, un tian de verduras, un risoto de gambas al curry, un picadillo parmentier con verduras del sur, pollo con pisto, una pastela de cordero con berenjenas y finas hierbas, una brocheta de carne de ave con romero y arroz con tomate, sardinas asadas y panceta ahumada, quesos de pasta blanda, una panna cotta de frambuesa, unas láminas de fresas con mozzarella y sirope de albahaca, o un tiramisú de frutas del bosque. Que los disfrutéis, de corazón.

Share:

Discussions — No responses yet