La sensación y la percepción analítica de los aromas

Sensación

Para que podamos experimentar la sensación de un olor es necesario un estímulo olfativo que, a su vez provoca una molificación local. Esta modificación es pasajera pero lo suficientemente eficaz como para que induzca una excitación de las células receptoras del olfato.

Esta reacción es traducida, y luego transmitida por un mensaje nervioso al bulbo raquídeo así como a los diversos centros superiores del cerebro. Todo este misterioso proceso se completa de forma casi instantánea.

Percepción

Es la interpretación mental de la sensación. Es un proceso activo, sucesivo a la sensación, por lo que hay que considerarlo por separado. Es un acto intelectual en el que intervienen funciones elevadas de la conciencia, asociaciones de imágenes, referencias a la memoria, y depende de la experiencia personal, de la educación recibida y de las emociones de nuestro pasado.

Share:

Discussions — No responses yet