Gragorio Marañón y su pensamiento del vino.

Hay una parte en la obra del doctor Gregorio Marañón que me encanta y dice así:Gregorio-Maranon

“Lo que es esencialmente el vino, lo que significa en el vivir humano, no se acaba de saber frente a una copa frágil, en la que se escancia, a pulso,  el contenido de una botella valetudinaria; donde se sabe a fondo es en este chorro de la bota del jarro, en el que tras la caminata en verano, el vino, anónimo como el agua y la tierra, parece que cae a través de las fauces, en el corazón mismo, como milagrosa transfusión.

¡Tristes los que no lo hayan gozado! En esas comidas, en la catacumba fresca de la bodega riojana, en la que a muchos metros de profundidad, cerca ya, llegamos a creer , del centro de la tierra, se riegan los viriles manjares de aquella heróica cocina con el vino joven, casi recién exprimido, como el que hizo perder la cabeza a los santos patriarcas; más que joven, niño, y como tal, capaz de urdir en el cerebro y en el corazón las más extravagantes y las más inocentes diabluras”.

Ahí queda eso.

Share:

Discussions — No responses yet