Graciano. La uva con más alegría y chispa.

Es una variedad tinta autóctona de cultivo ancestral en La Rioja y Navarra, de donde se extendió posteriormente al resto del territorio nacional, principalmente por los ríos Ebro y Aragón. Los racimos grandes y compactos están formados por bayas esféricas de tamaño medio y color azul, con piel medianamente gruesa y pulpa blanda. Consigue vinos de color intenso y acidez elevada. Es una variedad muy fina fundamental en los vinos de crianza riojanos. Se dice que es la variedad que da la “gracia” al tempranillo y suele presentarse en pequeñas proporciones mezclada con él.
Yo la comparo con un gran clásico que nunca deja de emocionrme y es super, super alegre.

Fuente foto: 4.bp.blogspot.com

Moonlight Shadow.

Share:

Discussions — No responses yet