Estudio de sensaciones que producen a los comensales los diferentes tipos de vinos.

Después de realizar varias cenas con los mismos grupos de más de 50 personas y de haber mostrado en diferentes ocasiones los siguientes tipos de vinos tintos: jóvenes carbónicas (sin barrica lógicamente), los de más de 12 meses en barrica y los de más de 24 meses en barrica (contaré en otro artículo por qué solamente lo realicé con tintos), llegué a las siguientes conclusiones:

La actitud de la gente con los primeros era de mucha alegría, euforia, ganas de descubrir sus sentimientos más íntimos sin ningún miedo y absoluta sensibilidad y buen rollo. Al dejar de tomarlos no les daba prácticamente sueño (que por cierto, cuando notamos el sueño tomando vino, casi siempre es por cansancio físico más que por el vino, ya que “in vino verítas” y si el vino nos hace sentir la verdad de nuestro estado físico, nos dice que deberíamos ir a acostarnos para reponer fuerzas).

Con el segundo grupo se pudo comprobar que el vino les producía una mezcla de sutil alegría, algo de ánimo, contaban menos de su vida privada e intimidades y les producía algo de sensibilidad, pero nada que ver con el primer grupo en este último aspecto. Les daba algo de sueño a los que estaban cansados, aunque no demasiado.

Y por último, con el tercer grupo, las personas tendían a no estar tan alegres como los del segundo, pero estaban en un 80 % más serenos de temperamento, eran mucho más prudentes a la hora de exteriorizar sus emociones y tendían más a filosofar y a ser trascendentales. Podríamos decir que hablaban de temas más profundos y espirituales. Al dejar de beber les producía más sueño que con los anteriores grupos 1 y 2.

Es por este estudio llevado a cabo durante 1 año por lo que ahora me intereso tanto por el equilibrio de los componentes de los diferentes tipos de vinos. Y esa es la llamada filosofía yin-yang de las energías que equilibran los alimentos. Seguiré estudiándolo para saber a qué es debido. Vamos por buen camino y ya sabéis: a decidir qué vino nos conviene más para según qué ocasión.

Share:

Discussions — No responses yet