¿Cuánto dura un corcho y cómo saber si está en buenas condiciones?

Como he citado en alguna ocasión, su promedio de vida es de 15 años en las mejores condiciones. A partir de esta edad comienza a envejecer y a desgranarse con facilidad. Ya desde los 10 años de uso, va perdiendo progresivamente su elasticidad y su nivel de humedad natural.

Al resecarse se abren microscópicas oquedades que constituyen auténticos campos de cultivo para el desarrollo de hongos. Estos hongos acaban por transmitir al vino ese característico “olor a corcho”. Pero es importante aclarar que el corcho por sí mismo no comunica ni olor ni sabor ninguno al vino.

Pero también podemos ayudar a prolongar la correcta función del corcho:

-debemos colocar las botellas en posición horizontal o boca abajo, de manera que el vino quede en contacto con el tapón y lo mantenga a temperatura y humedad constantes.

-también deberemos conservar el vino a una temperatura no superior a 18ºC. Cuanto mayor sea la temperatura, más se acelerarán los procesos de envejecimiento y más evaporaciones se sucederán a través del tapón (alrededor de 3 centímetros cúbicos de vino cada 10 años a 20ºC de temperatura ambiente).

Y por último, ¿cómo sabemos si un corcho está bien después del descorche?

La calidad de un tapón se valora por su porosidad, el color que presenta y la zona donde se encuentra la pigmentación más acusada. Un buen corcho sólo aparecerá oscuro en su cara interior, si la botella contenía un viejo vino, y púrpura, en el caso de un vino joven. Además es importante saber que el color oscuro nunca deberá aparecer longitudinalmente, pues esto indicaría un cierto escape de líquido o un mínimo contacto con el aire.

Share:

Discussions — No responses yet