Cuando un vino blanco huele a terpenos

Los terpenos son los compuestos aromáticos originarios de las uvas que más han sido estudiados durante muchos años. Numerosos equipos de investigadores han esclarecido el tema fruto del gran interés de los consumidores.

En general se les atribuye el poder para repeler los insectos. También para inhibir el crecimiento en la planta. Además son importantes como productores de ATP (adenosina-trifosfato) en la respiración de la planta, ya que son fácilmente oxidables. Se han identificado unos 70 monoterpenos entre la uva y el vino. Intervienen en las variedades blancas y son muy típicos en los moscateles. Otros ejemplos son en la gewürztraminer, torrontés, chardonnay y otras variedades aromáticas. Se originan a partir de la glucosa. Los terpenoles o alcoholes monoterpénicos son los más abundantes e importantes. Tienen un poder odorífero muy importante relacionado con la miel, flores, cera, etc., dando el típico aroma a moscatel a numerosas variedades de uva.

Los principales monoterpenoles odorantes en el vino, son:

Linalol: Aroma a coriandro, flor de naranjo

Nerol: Rosa, magnolia

Geraniol: Rosa, cera

Citronerol: Rosa, citronela

Alfa-Terpineol: Coníferas, aceite de pino

Ho-trienol: Tilo, jacinto

Share:

Discussions — No responses yet