¿El corcho sintético es malo?

El corcho sintético, como he hablado en artículos anteriores, tiene un uso concreto dependiendo de para qué tipo de vinos vaya destinado. Ha sido diseñado para un tipo de vinos con un envejecimiento concreto. En mi opinión, es muy positivo para vinos jóvenes y de una duración máxima de 8 años en botella.

Y este es un claro ejemplo de cómo se puede tomar un vino rico rico (que por cierto, entra como un Ferrari) con un tapón efectivo y sintético. Correcta elección por parte de la bodega, en mi humilde opinión.

El resultado de esta biodinámica bodega del Ródano, es un vino formidable. Lo elabora René-Jean Dard y François Ribo, en Mercurol (Tain l’Hermitage). Con gran empuje y frescura. Grácil y elegante. De esos que entran como si fuera un caramelo y que nunca llenan. A veces pienso que este estilo de vinos están elaborados también para hígados sobresaturados de gente como nosotros que lleva toda la vida catando.

Y estamos hablando de un Crozes-Hermitage del 2014. No quiero ni pensar cómo van a expresarse esas frutas rojas, violetas, pimientas  y aceitunas negras que se apoderaban de nuestros sentidos, en 4 años. Lo tomamos en Bodega Cigaleña de Santander, con el gran Andrés Conde.

Share:

Discussions — No responses yet