Beneficios en el vino

Resveratrol.

El vino contiene polifenoles. Son compuestos fenólicos. Son sintetizados por una vía metabólica común, originándose éstos de la fenilalanina. Provienen de la piel de las uvas tintas, que los producen como una forma de protección contra los agentes climatológicos y plagas. Es por esta razón por la que en los vinos tintos tenemos numerosas propiedades beneficiosas para la salud, debido a que en el proceso de producción, el mosto está en continuo contacto con los hollejos o pieles.

De forma que, tomando vino con moderación conseguimos:

1 .Aumentar la respuesta del sistema inmunológico.

2. Un efecto antioxidante: nuestras células utilizan el oxígeno y se crean sustancias llamadas radicales libres. Estos reaccionan con otras células causando daños en el material genético y otras partes de estas. Conseguimos de este modo neutralizar los radicales libres y protegernos contra el daño causado por estos.

3. También nos ayuda a prevenir los daños causados por los rayos ultravioletas del sol, la contaminación ambiental y el humo del tabaco.

4. Mejorar la comunicación entre las células.

5. Que mueran las células cancerosas. Se altera el metabolismo del estrógeno y se convierte en vitamina A en función a las necesidades del organismo.

6. Reparar los daños al ADN de las células causados por diversas sustancias tóxicas.

7. Protegernos contra bacterias, virus y células cancerígenas. Ciertos nutrientes precedentes de las plantas como los flavonoides y carotenoides, (un tipo de terpeno) Ayudan a movilizar las defensas. Impiden que los contaminantes y gérmenes penetren en las células.

El resveratrol (polifenol) es un producto secundario que sintetiza la vid para protegerse.

La luz ultravioleta es dañina para el tejido de la uva, pero ésta es tan inteligente que responde sintetizando el resveratrol, una sustancia mediante la cual, entre otras, se protege frente a los ataques de hongos.

Un grupo de investigadores, liderados por los doctores David Sinclair y Joseph Baur de la Escuela de Medicina de Harvard, y por Rafael de Cabo del Instituto Nacional del Envejecimiento se dedicaron a experimentar sobre los efectos positivos del resveratrol en las funciones psicomotrices y la calidad de vida.

Se descubrió que éste compuesto generado y desarrollado en la piel de la uva, nos protege contra las coronopatías de los diabéticos, cardiopatías, el cáncer, el Alzheimer y el riesgo de hipertensión.

Se están produciendo hoy en día millones de cápsulas de resveratrol con objeto de retrasar el envejecimiento, y el precio medio de una caja de 30 pastillas para un mes es de 50,00 €.

Pienso que tomando vino, podemos gastar menos y disfrutar más con los amigos.

Siempre nos ha sorprendido que la madre naturaleza deje a nuestra disposición agentes tan antioxidantes, como por ejemplo, los antocianos. Son pigmentos coloreados, se presentan en las bayas de uva en forma de glucósidos (derivados de los azúcares), y son los responsables de las coloraciones rojas, azules y violáceas de las mismas. Son muy buenos antioxidantes y también nos protegen cardiovascularmente.

El vino los posee en mayor cantidad cuanto más joven es.

Estas tonalidades se van perdiendo conforme el vino vive más tiempo. Se van transformando en tonalidades primero más rojizas y más adelante en anaranjadas o grises, cuando el vino ya ha obtenido una larga crianza.

Ya lo dijo el gran Leonardo da Vinci: «Sólo se puede ser feliz allá donde la vid produce los frutos necesarios para obtener un buen vino».

Share:

Discussions — One Response

  • Anonymous 15 diciembre, 2009 on 6:11 pm

    Qué sabia es la madre naturaleza!!
    Qué bonita la molécula.

    Reply