Acidez. ¿Para qué sirve?

Una cosa es la composición de la parte ácida de un vino y otra es la sensación ácida en la boca.

Hoy vamos a hablar de la sensación ácida en la cata exclusivamente. 
Últimamente vengo observando que los jóvenes se interesan más por vinos poco ácidos. Es el momento en el que el paladar está dejando el exceso de dulce de las golosinas de nuestra infancia, aunque sigue teniendo preferencias sensiblemente dulces en cuanto a sabor se refiere. Y digo esto porque la sensación ácida de un vino queda disminuida cuando entra a cobrar protagonismo el gusto azucarado. 
Share:

Discussions — No responses yet